Servicios inmobiliarios de calidad desde 1997.

Las claves de la nueva ley hipotecaria

16/01/2018

post img
 
El gobierno ha puesto en marcha el Proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario, conocido a nivel de usuario como la nueva Ley Hipotecaria, la cual podría entrar en vigor el este primer semestre del 2018.

Esta nueva ley hipotecaria, la cual no tendrá carácter retroactivo (sólo se verán beneficiados aquellos que firmen la hipoteca una vez se haya aprobado la ley) se centra en dos objetivos básicos: proteger al consumidor gracias a la transparencia, y dar seguridad jurídica a las entidades bancarias en el ámbito hipotecario

Ventajas de la nueva Ley Hipotecaria para los clientes.

  • Amortización parcial. La ley vigente establece que en caso de querer amortizar el préstamo anticipadamente, en las hipotecas con interés variable las entidades bancarias pueden reclamar hasta el 0,50%, independientemente del período de tiempo transcurrido. Con la nueva Ley Hipotecaria se pasaría a reclamar el 0,50% durante los tres primeros años, el 0,25% entre los tres y los cinco, y el 0% durante el resto de la vida del préstamo. En cuanto a las hipotecas fijas se podría añadir una comisión por riesgo de interés en caso de que la amortización conlleve una pérdida de dinero para la entidad bancaria, siendo la penalización del 4% del capital amortizado hasta el tercer año, y del 3% a partir de este tercer año.

  • Prohibición de la las ventas vinculadas. Sin duda una de las medidas más necesarias y aplaudidas de esta nueva ley, las entidades bancarias no podrán obligar a los clientes a contratar seguros o servicios extra con sus hipotecas, pero sí podrán ofrecer rebajas o mejoras en las condiciones del préstamo mediante la contratación de sus productos.

  • Mayor información. Además de la información detallada por el banco, el contratante de la hipoteca deberá acudir de manera gratuita al notario, el cual le explicará detalladamente qué es lo que está contratando. Además, el notario evaluará al cliente para dejar constancia de que éste es totalmente consciente de lo que está contratando.

  • Fin del deshaucio como herramienta coercitiva. Hasta ahora el impago de tres cuotas era motivo de deshaucio por parte de las entidades bancarias, sin embargo, la nueva ley establece que no podrán llevarse a cabo estos deshaucios a no ser que el importe debido supere el 2% del total durante la primera mitad de vida del crédito, y el 4% en la segunda mitad.
  • Cambio de tipo variable a fijo y viceversa. Actualmente para cambiar el tipo de interés los clientes tienen dos opciones: la novación y la subrogación del préstamo hipotecario, y en ambos casos estas opciones suponen el pago de comisiones, así como a gastos de registro y notaría. Con la entrada en vigor de la nueva ley estos gastos se reducirían considerablemente:
            Los gastos derivados de la notaría y el registro se verán reducidos hasta en un 90%.
           Las entidades bancarias cobrarán por novación o subrogación como máximo un 25% hasta el tercer año de la hipoteca, y a partir del tercer año estos gastos serán nulos.

  • Penalizaciones por demora. Actualmente las penalizaciones impuestas por las entidades bancarias en concepto de demora no habían sido reguladas por la normativa hipotecaria, llegando a ser realmente abusivas. Con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, las entidades bancarias no podrán exceder en tres veces el interés legal del dinero, cantidad que en 2017 se ha fijado en el 3%.

  • Hipotecas multidivisa. Aquellos que tengan una hipoteca con una divisa distinta al euro podrán cambiar su préstamo al euro en el momento que así lo deseen.

Si bien es verdad que la nueva Ley Hipotecaria está pensada para cuidar los intereses de los clientes y evitar situaciones como las vividas hasta ahora, aún han quedado cosas en el tintero y que merecen ser tratadas. Entre las cosas que han quedado pendientes cabe destacar la dación en pago (entregar la vivienda a cambio de saldar la hipoteca), y la obligación del banco de hacerse cargo de los gastos de notaría y otros gastos derivados de la apertura de la hipoteca.

Con estas medidas se espera que aumente el número de hipotecas fijas, y que las personas que tengan contratada la hipoteca con un interés variable, se replanteen la posibilidad de hacer el cambio de ésta a una fija.
Por otra parte, liquidar una hipoteca con la nueva ley será mucho más asequible, pero no así el cambio de entidad bancaria, por lo que desde A&C Asesores Inmobiliarios Gandía recomendamos hacer un estudio en profundidad y no fijarse únicamente en el tipo de interés, ya que las condiciones que se ofrezcan a largo plazo pueden suponer un gran ahorro a la larga.
 
 
 

 

< Volver