Servicios inmobiliarios de calidad desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi 46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: +34 96 284 63 06

Noticias

Toda la actualidad en un click!

post img

La edificación del futuro

02/08/2017

 

Actualmente, cuando se habla de “futuro”, realmente no se hace como en años anteriores, no nos referimos a un largo espacio de tiempo en el cual imaginamos coches voladores o casas totalmente autónomas, nos referimos a un periodo de tiempo más bien corto, en el cual se van a ver modificadas algunas formas de trabajar, vivir, o en el caso que nos ocupa, de construir; es más, podríamos asegurar que el futuro de los edificios comienza hoy mismo.

La edificación del futuro tiene que fundamentarse en dos principios básicos, sostenibilidad y tecnología.

Debido a la inminente preocupación por la salud de nuestro planeta, la edificación no puede permitirse continuar expulsando ingentes cantidades de CO2 a la atmósfera, lo que ha provocado el auge del concepto de edificación verde o sostenible, la cual no sería viable (o al menos no tan eficiente) si no fuese por el uso y avance las nuevas tecnologías.

Es un hecho que la tecnología ha cambiado nuestras vidas, y generalmente para mejor, ya que se consiguen optimizar los procesos, magnificando la eficiencia, incurriendo en gastos menores y reduciendo de manera más que notoria los niveles de contaminación.

¿Cómo ayudan las nuevas tecnologías en el campo de la edificación?

Modelado de información de construcción. Ccomúnmente conocido como tecnología BIM, implica la gestión de los datos de un edificio durante todo su ciclo de vida, desde las primeras fases de gestación hasta su final de vida, cuando será desmontado en piezas para su posterior reciclado. Gracias al uso de un software dinámico de modelado de edificios en 3D, se consigue gestionar el tiempo de una forma más eficiente y real, invirtiendo por ende una menor cantidad de recursos, lo que a su vez se traduce en una menor inversión y en un menor índice de contaminación ya que se acortan considerablemente los tiempos de producción y transporte.

La metodología BIM no es otra cosa que una gran base de datos, en la cual se engloban todos los elementos del proyecto. Cada elemento está archivado correctamente dentro de esta base de datos, por lo que cada modificación que pueda ocurrir en una determinada fase del proyecto quedará plasmada, y modificará a su vez de forma automática el resto de fases del proyecto, lo que se traduce en un enorme ahorro en el tiempo de gestión y edificación.

El internet de las cosas, IoT (Internet of Things). Este término hace referencia a la interconexión que se ha creado gracias a internet, factor clave en lo referente a las Smart Cities ya que se analizan y tienen en cuenta todos los parámetros de forma automática para ajustar y tomar las decisiones adecuadas en cada momento.

Impresión en 3D. La impresión en 3D ha revolucionado el sector de la construcción ya que se pueden crear maquetas en cuestión de horas, cuando antes se necesitaban semanas, lo que abarata considerablemente el costo de dichas maquetas, además de reducir notoriamente el tiempo de su diseño y puesta a punto.

Además de estas mejoras, existen otras muchas como los drones, o la realidad virtual, las cuales nos van a ayudar a la hora de ver con nuestros propios ojos y sin tener que desplazarnos, el resultado final de un nuevo edificio.

Por otra parte, no olvidemos que el fin principal de estas mejoras es el de optimizar los recursos para garantizar la sostenibilidad y el ahorro energético demandado por los parámetros actuales de la sociedad.