ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

10/01/2017

Año nuevo, casa nueva

 

Son muchos los propósitos que llegan con el nuevo año, dejar de fumar, apuntarse al gimnasio o aprender idiomas entre otros, pero muchas personas se imponen metas algo más complicadas, como por ejemplo comprar un inmueble, ya sea como primera vivienda, como vivienda vacacional o como inversión. Sea como sea, desde A&C Asesores Inmobiliarios Gandía queremos ayudaros para que el inicio de año no se convierta en una pesadilla, así que, una vez retomada nuestra rutina, os dejamos algunos consejos para que el 2017 empiece de la mejor manera posible.

 
  1. Ser realistas ante nuestra capacidad crediticia y frente a la posible revalorización del inmueble. Este sin duda debe ser el primer paso a tomar, tenemos que ser lo más realistas posibles y conocer nuestros límites en materia económica, una vez establecidos tenemos que evaluar también las posibilidades de la venta de dicha vivienda en un futuro.

  2. Conocer nuestras necesidades actuales y evaluar las futuras. En este punto los compradores jóvenes son los que más cuidado deben tener. Por ejemplo, si sois pareja joven puede que tengáis suficiente con 60 m2, o que  no os importe adquirir un tercero sin ascensor, pero debéis pensar que cabe la posibilidad de tener hijos o que os haréis mayores, entre otros factores. Además, hay que fijarse muy bien en el entorno, ya que no es lo mismo vivir en un lugar cuyos servicios estén próximos al inmueble, que vivir en un lugar en el cual haya que hacer un uso continuo del coche para acceder a estos mismos servicios.

  3. Dependiendo del uso que se le vaya a hacer a la vivienda será más interesante adquirir un inmueble nuevo o para reformar. Si la finalidad de la compra-venta es la de entrar a vivir desde el primer momento la mejor opción es la de comprar una vivienda nueva, pero si por el contrario su uso se va a destinar al posterior alquiler, adquirir una vivienda que esté por reformar puede ser más rentable ya que se puede ir invirtiendo paulatinamente en dicha reforma, pero el costo inicial de la vivienda será mucho más bajo inicialmente.

  4. Una vez establecidos nuestros límites es aconsejable realizar un estudio bancario y ver las diversas posibilidades y opciones que nos ofrecen todos y cada uno de ellos, es decir, debemos buscar y encontrar las mejores condiciones hipotecarias.

  5. Evaluar otros gastos derivados del inmueble. Dependiendo de la población, de la zona o de la urbanización, los gastos producidos por nuestro inmueble serán más o menos elevados. En las grandes ciudades se pagan más impuestos que en las pequeñas poblaciones (IBI, gestión de residuos, basura, impuesto de circulación…), de modo que es de vital importancia tener presentes estas costas a la hora de adquirir nuestra vivienda.

  6. Por último, pero no por ello menos importante: hemos de tomar la decisión sin prisas, evaluando bien todos y cada uno de los apartados anteriores, pero sabiendo reconocer a su vez las grandes oportunidades, ya que si pecamos de un exceso de calma podemos perder la ocasión de hacernos con la casa de nuestros sueños.