ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

26/09/2016

¿Vamos hacia una nueva burbuja inmobiliaria?

El sector inmobiliario va cogiendo fuerza poco a poco, y abandona la profunda depresión en la que se vio inmerso durante los años más críticos de la crisis, pero, ¿significa esto que estamos viviendo nuevamente el principio de una burbuja inmobiliaria?

Tenemos buenas noticias, aunque el mercado inmobiliario no es algo estático, y puede variar enormemente de un año a otro, según la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) y todos los analistas consultados, al menos por ahora es imposible que se repita la situación de años pasados, por tanto, se descarta la posibilidad de que tenga lugar una nueva burbuja inmobiliaria. Los expertos aseguran que tanto las variables de ámbito internacional como las de nuestro país, indican que no es un momento propicio para que los precios de las viviendas se disparen a niveles de finales de los noventa y principios del dos mil.

¿Por qué se prevé que no se repetirá una burbuja inmobiliaria?

Una de las cosas más importantes a la hora de que se de nuevamente esta situación, es que se incrementase el saldo vivo hipotecario a un ritmo vertiginoso, pero en la actual situación en la que nos encontramos, los datos de subida oscilan entre un 1 y un 3%, cantidades irrisorias y poco factibles para que se desate un periodo de compra-venta como aquel vivido años atrás. Dicho en otras palabras: la falta de crédito bancario hace prácticamente imposible que los precios de las viviendas se disparen, y que por lo tanto se produzca una nueva burbuja inmobiliaria.

Otro indicativo por el cual podemos prácticamente asegurar que esta situación no va a repetirse, al menos a corto plazo, es el concerniente a la enorme cantidad de viviendas que están en posesión de las entidades bancarias. Los bancos están intentando deshacerse de todas aquellas propiedades embargadas a consecuencia de la crisis. Debido precisamente a esta enorme cantidad de inmuebles, las entidades bancarias conceden préstamos hipotecarios a aquellas personas que pueden garantizar que harán frente a los pagos derivados de la misma (el conocido como riesgo cero), con un bajo tipo de interés y con precios por debajo de su valor real de tasación.

Por otra parte, aunque es cierto que los precios de las viviendas han subido ligeramente, la realidad es que esta subida se debe más bien a un ajuste derivado de la propia necesidad de recuperar “algo” del valor perdido durante los años más duros de la crisis.

En definitiva, por ahora podemos estar tranquilos ya que no es demasiado probable que la situación vivida anteriormente se vuelva a repetir, pero también tenemos que ser conscientes de que este mercado fluctúa diariamente, y que no podemos confiarnos pues lo que hoy cuesta X, el día de mañana puede costar X+1 y viceversa.

Otra de las cosas que hemos con la que tenemos que contar, es que en caso de que se vuelvan a disparar los precios de las viviendas y las concesiones de las hipotecas, se puede volver a repetir la burbuja inmobiliaria, por lo que tendremos que tener la cabeza en nuestro sitio para no meternos en más de lo que podemos hacer frente.