ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

19/09/2016

Iluminación, tu gran aliada

En ocasiones no se le presta la atención que merece, pero sin duda alguna la iluminación juega un papel clave a la hora de decorar tu hogar, desde maravillosas lámparas de diseños imposibles, hasta la propia temperatura de la luz.

A continuación os contamos los mejores trucos para sacarle el máximo provecho a vuestra casa, decorando gracias a la luz.

Utiliza luz natural. La luz natural es nuestro mejor aliado, nada como un piso bien iluminado con la luz del sol para alegrar nuestros días. Para que un piso o casa esté bien iluminado tiene que contar con grandes ventanales que permitan el libre paso de la luz. Pero no todas las viviendas cuentan con este tipo de ventanas, por lo que se puede recurrir a ciertos trucos que ayudan a iluminar la casa, y uno de ellos es la pintura. Las paredes blancas o de colores tenues ayudan a crear sensación de claridad, ya que reflejan la luz solar, mientras que las paredes oscuras lo absorben. Así que si ves un tanto oscura tu vivienda, no lo pienses más, cambia el color de tus paredes.

Otro elemento que puede ayudar a la hora de darle claridad a nuestra vivienda, son las cortinas. Al igual que en el caso de las paredes, utilizando cortinas claras y que permitan el paso de la luz, conseguiremos una mayor luminosidad.

En el caso de los muebles ocurre lo mismo, el mobiliario oscuro nos quitará luminosidad, mientras que si optamos por muebles claros, la sensación de claridad será mucho mayor.

Además de lo anteriormente citado, tenemos que evitar que muebles, puertas, plantas u objetos decorativos, impidan el paso de la luz natural, por lo que su colocación debe estar cuidadosamente estudiada.

Pero no siempre podemos contar con la luz del sol, en invierno los días son más cortos, puede salir un día gris, y también tenemos que contar con la zona donde vivimos, ya que no tendremos la misma incidencia solar en el norte que en el sur de nuestro país, así que tendremos que recurrir a la luz artificial para iluminar nuestros hogares.

Luz artificial. Existen un sinfín de posibilidades dentro del mundo de la iluminación artificial, pudiendo crear así diferentes estilos y ambientes dentro de un mismo hogar.

Una gran idea para conseguir este efecto diferenciador es de instalar potenciómetros como llave de encendido, creando así diferentes climas dentro de una misma estancia.

Tenemos que tener presente también que existen diferentes tipos de luz. La luz excesivamente fuerte puede deslumbrar y causar fatiga ocular, mientras que si es demasiado tenue puede ocasionar falta de visión y sueño, por lo que conseguir el equilibrio entre ambas resulta esencial.

Los lugares dónde van a ubicarse los puntos de luz son de vital importancia; la luz decorativa servirá para crear ambiente, pero las principales deben ubicarse en aquellos lugares dónde se precisa mayor iluminación para desarrollar nuestras tareas cómodamente. Además, podemos optar por luz cálida o fría, la primera creará sensación de confort y bienestar, es más “hogareña”, mientras que la luz fría nos relajará y dará sensación de limpieza.

Las lámparas son elementos esenciales a la hora tanto de decorar nuestro hogar como para crear sensacionales ambientes gracias a su iluminación.

Las lámparas con brazos regulables y flexibles nos darán mayor libertad a la hora de iluminar ciertos espacios, por ejemplo.

Las lamparillas de lectura son ideales a la hora de crear ambientes íntimos y relajantes, mientras que las lámparas de techo, además de ayudar en la decoración, aportarán gran luminosidad cuando así se precise.

Como podemos ver, la iluminación es mucho más importante de lo que a veces pensamos, por lo que tenemos que tener muy en cuenta la elección de la misma para sacarle el mayor partido a nuestro hogar.