ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

05/09/2016

Cómo afecta la incertidumbre política al sector inmobiliario

Es la primera vez que España se ve sumida en una incertidumbre política de esta índole, siendo muchas las dudas y preguntas que nos acechan cada día, especialmente aquellas concernientes a la recuperación económica de nuestro país, hecho que va intrínsecamente ligado a la propia recuperación del sector inmobiliario.

El sector inmobiliario había comenzado a despuntar ligeramente tras la dura recesión ocasionada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, pero debido al momento de bloqueo político en el que nos encontramos, se está produciendo nuevamente una paralización del sector a causa de la incertidumbre y la desconfianza que esto genera.

Tras las pasadas elecciones del 20 de diciembre de 2015 el mercado inmobiliario se paralizó, dejando a los posibles compradores en una situación de “Stand-by”, por lo que tanto inversores, como aquellos que deseen adquirir su primera vivienda o una segunda residencia vacacional están a la espera de ver cómo evoluciona el ámbito político, y es que la más que posible amenaza de unas terceras elecciones, está causando un gran desequilibrio en nuestra sociedad.

Otro de los principales problemas añadidos es el que hace referencia a los inversores extranjeros, y es que aunque éstos puedan disponer del capital suficiente para hacer frente a la compra-venta de inmuebles, no están dispuestos a invertir en nuestro país hasta que tengan la seguridad de que España pueda garantizar unos mínimos en cuanto a estabilidad, empleo y recuperación económica.

Por otra parte, existe un problema añadido al de la incertidumbre política y al de la seguridad en los puestos de trabajo, y este es básicamente el que respecta a las entidades bancarias y a la falta de crédito, y es que la concesión de hipotecas se encuentra en uno de los niveles más bajos jamás registrado. Las entidades bancarias no quieren asumir riesgos de ningún tipo, es más, tienen en su haber cantidades ingentes de inmuebles a consecuencia de la crisis del año 2008, por lo que están intentando deshacerse de éstos a precios prácticamente irrisorios, pero asegurándose a su vez de que los compradores tienen cierta estabilidad económica y avales, ya que si éstos no cumplen con un sinfín de características que cercioren que van a poder hacer frente al préstamo hipotecario, el banco automáticamente denegará el mismo.

Sumando los factores de inestabilidad política, la falta de empleo y la de capital crediticio, podemos entender la situación por la que está pasando el mercado inmobiliario actualmente.

Al parecer tendremos que esperar a que España se estabilice para poder hablar en datos reales sobre la aceleración o desaceleración del mercado inmobiliario.