ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

25/07/2016

Impacto del Brexit en el sector inmobiliario

A raíz de la salida de Reino Unido de la Unión Europea se está especulando mucho sobre sus posibles efectos a medio y largo plazo en diversos sectores, pero en España nos preocupa muy mucho el efecto que puede tener sobre nuestro turismo y sobre la compra-venta de inmuebles en zonas especialmente turísticas.

Los británicos son con diferencia los mayores compradores extranjeros de viviendas en nuestro país, es más, según un informe del Colegio de Registradores, a finales del pasado año las operaciones de compra venta por parte de ciudadanos ingleses supusieron un total del 22.35%, un dato increíblemente elevado teniendo en cuenta que entre alemanes y franceses no alcanzaban tan siquiera el 20%.

Uno de los principales problemas que supone esta salida del Reino Unido de Europa es el derivado de la depreciación de la libra esterlina, lo que conlleva un poder adquisitivo menor para los británicos, lo que a su vez se va a traducir en menores viajes, menor gasto fuera de su país, y menores inversiones inmobiliarias.

Derivado de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, las pensiones de los británicos se verán perjudicadas al igual que el resto de su economía, lo que supondrá a su vez una pérdida de capital muy importante para zonas turísticas de nuestro país como puedan ser la costa del sol, la costa blanca, las islas Canarias o las Baleares, y es que en todos estos lugares podemos encontrar a cerca de 400.000 expatriados ingleses.

Las inversiones de los residentes británicos suponen para nuestro país más de dos millones de euros al año, a lo que hay que sumarle los ingresos fiscales de dichas inversiones, unas cantidades económicas tremebundas para nuestro maltrecho sector turístico.

Además de lo anteriormente mencionado, hay que tener en cuenta la cantidad de puestos de trabajos que se perderían si nuestros clientes británicos dejan de invertir en nuestras costas, y es que, sólo en la costa alicantina existen unos 180.000 puestos de trabajo derivados del sector inmobiliario, a lo que habría que añadirle otros sectores como el hostelero entre otros.

De momento lo único que podemos afirmar de manera fehaciente es que el sector inmobiliario ha sufrido una fuerte deceleración desde el momento en el que el Brexit fue anunciado como una realidad, pero es cierto que hasta que no pasen unos cuantos años no podremos medir las consecuencias y el impacto real del mismo, tan sólo podemos esperar que los británicos no pierdan las ganas de seguir disfrutando de nuestro clima, de nuestras playas y de nuestros servicios.