ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

16/05/2016

Beneficios de un servicio personalizado

Son numerosas las cuestiones que surgen a la hora de vender nuestra vivienda, pero sin duda la principal es: ¿la pongo en manos de profesionales del sector, o me hago cargo yo mismo?, pues bien, desde A&C Asesores Inmobiliarios queremos ayudaros a despejar esta incógnita.

Contar con un buen profesional sea en el campo que sea, siempre es aconsejable, y esto esto puede extrapolarse al terreno de los servicios inmobiliarios. Los especialistas del campo de los bienes inmuebles suelen cumplir con un extenso perfil profesional, conocen la normativa vigente, los precios del mercado, y los gustos de los clientes, por lo que su asesoramiento va a ser fundamental a la hora de conseguir que la transacción llegue a su fin.

Los problemas en este ámbito suelen venir dados por la mala praxis de algunos de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), ya que provocan que muchos de sus clientes, tanto compradores como vendedores, queden totalmente insatisfechos debido a su mala gestión o trato personal. Si bien es cierto que la mayor parte de estos API han quebrado a raíz de la crisis, lo más recomendable antes de contratar los servicios de éstos, es informarse bien, tal y como haríamos a la hora de adquirir cualquier otro bien o servicio, y es que no hay verdad más grande: la información es poder.

Una vez hayamos hecho un estudio de mercado a cerca de los posibles asesores inmobiliarios debemos contactar con ellos y concertar una entrevista para exponerles con claridad que es lo que realmente queremos.

 Proceso de venta de un inmueble

Vender una propiedad hoy en día es algo realmente complicado, por lo que lo más conveniente es contratar los servicios de un profesional ya que nos reportará grandes ventajas.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los API tratarán de conseguir los acuerdos más beneficiosos para sus clientes. Existen muchas más posibilidades de vender nuestro inmueble si es a través de una inmobiliaria que si lo hacemos por nuestra cuenta, es una realidad. Los profesionales del sector conocen el mercado, los precios que se manejan, la competencia, a los clientes, y disponen de diversos canales para publicitar la vivienda de manera adecuada. Gracias a su extensa experiencia presentarán nuestro inmueble de la manera más atractiva posible para captar la atención del comprador, resaltando los puntos fuertes de nuestra vivienda y mejorando los puntos débiles. Además de ello, nos evitarán los liosos trámites burocráticos y la incomodidad de tener que estar disponibles continuamente para mostrar el piso, lo que nos ahorrará tiempo y quebraderos de cabeza.

 Proceso de compra de un inmueble

Si hemos mencionado anteriormente que el proceso de venta es complicado a fecha de hoy, el de compra no se queda atrás. Existen infinidad de inmuebles en venta, y encontrar uno que cumpla con las características específicas que queremos puede ser un ardua tarea.

Gracias a los servicios personalizados de los agentes inmobiliarios podemos acotar la búsqueda y centrarnos en las viviendas que realmente se adaptan a nuestros gustos y necesidades. Además, las inmobiliarias se amoldan a nuestros horarios sin problema alguno, mientras que si la compra es a través de un particular, es posible que tengamos dificultades a la hora de fijar fecha y hora para efectuar la visita del inmueble.

 Además de lo anteriormente comentado, no debemos olvidar que los agentes inmobiliarios, como expertos en la materia que son, valorarán el estado real del inmueble y apreciarán cosas que a prioiri nosotros no veríamos.

Tal y como podemos ver, contratar servicios profesionales nos aportará numerosas ventajas y nos evitará problemas adicionales, tan sólo tenemos que contratar al profesional adecuado.