ayc_asesores_inmobiliariosayc_asesores_inmobiliarios  facebook ayc asesores google plus ayc asesores youtube ayc asesores English French German Russian


Servicios inmobiliarios de calidad
desde 1997.

Atención al cliente  

C/ Clot de la Mota, 7 esq.C/ Alcoi
46730 PLAYA DE GANDIA
info@aycgandia.es
Tel.: 96 284 63 06

14/07/2014

Como comprar una casa en la playa

El sector inmobiliario empieza a dar pequeñas muestras de recuperación. Según datos que aporta el Consejo General del Notariado, la compraventa de inmuebles crece un 11,1% en el mes de abril y como consecuencia el número de préstamos hipotecarios para la compra de viviendas creció un 24,8%. Adquirir esa segunda vivienda que se desea es posible, ser propietario de esa casa en la playa o en la montaña en la que pasar el tiempo libre.

Cómo comprar de la mejor manera

Qué mejor que hacer las cosas bien. La compra de una vivienda, en este caso de una segunda vivienda, es un proceso en el que seguir los pasos adecuadamente es fundamental. El primero de ellos es elegir la vivienda e iniciar la compra, para ello se puede hacer de manera directa, es decir, personalmente iniciar la búsqueda y el contacto con el vendedor o bien a través de una inmobiliaria, en la que hay un completo equipo de profesionales que conocen a la perfección el sector.

El segundo gran paso es el de solicitar la financiación, paso en el que es importante realizar un buen estudio de las finanzas personales ya que de ahí dependerá la capacidad de asumir los pagos y la concesión o no del préstamo hipotecario. 

El tercer paso, es el de la firma ante notario, tanto del préstamo hipotecario como la de la compra del bien como tal. El comprador puede elegir un notario o bien aceptar al que pone la entidad. Finalmente hay que acudir al Registro de la Propiedad para hacer constar la operación y la concesión de la hipoteca. La forma ideal de llevar a cabo una operación tan importante como la compra de un inmueble es rodearse de expertos y de buena información.

Después de la compra

Tras la compra, la vivienda ya entra a ser parte del patrimonio del comprador, por lo que será tarea suya hacer de esa vivienda un lugar confortable en el que poder pasar esos días de descanso. Es el momento de contratar los servicios básicos con los que debe contar una vivienda: luz, agua, gas, telefonía…

Contratar las tarifas de los servicios que mejor se adapten al uso que se le vaya a dar a una segunda vivienda es la mejor opción. Quizá contratar paquetes básicos sea suficiente, siempre comparando entre todas las opciones que el mercado ofrece para conseguir la mejor relación calidad-precio y el ahorro correspondiente.